Mantener control del peso, modificar hábitos alimenticios e incrementar la actividad física son algunas de las recomendaciones para prevenir la diabetes tipo 2.

La predisposición genética a la obesidad y el sobrepeso son factores que desencadenan este tipo de diabetes.

Con un diagnóstico oportuno de la enfermedad y ayuda a contrarrestar los riesgos asociados al desarrollo de ésta: alimentación incorrecta, inactividad física, sobrepeso u obesidad.

La detección y diagnóstico oportunos, indicó, se hacen mediante diferentes mecanismos, como determinación de glucemia al azar en cualquier momento del día, o bien, en ayunas de al menos ocho horas. Para ambas pruebas, hay resultados específicos que determinarán si la persona tiene diabetes.

Una vez que el paciente ha sido diagnosticado, debe de iniciar un tratamiento con los medicamentos más adecuados a las características del enfermo, lo que permite brindarle una mejor calidad de vida.

“El tratamiento ideal para el paciente es la insulina; tarde o temprano el paciente debe recibir manejo con insulina, porque ese es el problema, la falta de producción en términos generales”, señaló.

El tratamiento ha demostrado ser el más adecuado con el costo-beneficio para el paciente.

La diabetes es una enfermedad crónico-degenerativa que afecta la forma en que el organismo utiliza el azúcar en sangre (glucosa). Su origen puede ser genético (tipo 1), cuando el sistema inmunitario, que combate las infecciones, ataca y destruye las células que producen la insulina, y la que se genera por varios factores (tipo 2), entre ellos, el estilo de vida y los genes.

Hoy en día hay muchos niños y adolescentes con diabetes tipo 2, lo que puede deberse, en la mayoría de los casos, a que muchos de ellos tienen sobrepeso.

Los principales síntomas de la diabetes son: sed en exceso, ganas frecuentes de orinar, hambre extrema, pérdida de peso inexplicable, fatiga, visión borrosa, infecciones frecuentes en la piel, entre otras.

Las principales complicaciones de la enfermedad son las del corazón, accidentes cerebrovasculares, padecimientos renales, problemas en los ojos y en pies, además de lesiones en los nervios. La importancia de acudir a una Unidad Médica Familiar correspondiente a realizarse exámenes periódicos de diagnóstico y atender las indicaciones del especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here