Eres de las personas que pasan el invierno moqueando y con problemas de garganta o tosiendo y estornudando, este tema te puede interesar mucho.

¿Sabes de las infecciones respiratorias?. ¿Por qué se dan? ¿Cómo se tratan? ¿Y si se pueden prevenir?

Tipos de infecciones respiratorias

Las infecciones pueden afectar a las vías respiratorias altas “nariz, garganta, tráquea y bronquios” o a las vías respiratorias bajas, es decir, a los pulmones.

Infecciones en vías respiratorias altas son las más comunes y abarcan, entre otras, la rinofaringitis aguda (resfriado común), la faringoamigdalitis y la rinosinusitis.

Las infecciones en los pulmones, llamadas neumonías, son graves, pero mucho menos comunes.

Se clasifican en víricas en mayoría y en bacterianas. Estas son algunas de las infecciones más comunes:

El resfriado común en la mayoría de los casos provoca rinorrea o secreción nasal “mucosidad”, congestión nasal y estornudo. Además, es muy probable que se presente dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas

La rinosinusitis o sinusitis se presenta como inflamación de la mucosa de la nariz y de los senos paranasales puede ser consecuencia de una infección por agentes bacterianos, virales, hongos, un cuadro alérgico o a un conjunto estos factores. Esta enfermedad casi siempre se acompaña de inflamación de la mucosa nasal o está antepuesta de ella

Como tratarlas

Las infecciones respiratorias agudas mencionadas anteriormente son víricas, por lo tanto su tratamiento no es con antibióticos estos son efectivos contra las bacterias. Además los antibióticos con un mal uso pueden traer riesgos y generar resistencias en nuestro cuerpo. El único que puede determinar su uso es tu Medico. Es importante evitar la automedicación.

Si la infección es provocada por un virus los tratamientos más comunes son con paracetamol o ibuprofeno es si se presenta dolor y fiebre. Si a esto se le suman de estornudos y congestión nasal, un antigripal puede solucionarlo

Prevención

La saliva microscópica que las personas expulsan al toser o estornudar son las causantes de la transmisión

Se puede transmitir por las manos ya que pueden estar contaminas al sonarse o taparse la boca al estornudar. Por tanto, la mejor prevención se basa en lavarse muy bien las manos y extremar la higiene.

Ventilar a menudo las habitaciones.

Evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Mantener una buena higiene.

Evitar los cambios bruscos de temperatura.

Utilizar pañuelos desechables.

Alimentarse bien.

Hacer ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here